Show simple item record

dc.contributorBlázquez Peinado, María Dolores
dc.contributor.authorNavarro Pallares, Alberto
dc.contributor.otherUniversitat Jaume I. Departament de Dret Públic
dc.date.accessioned2016-11-28T08:06:53Z
dc.date.available2016-11-28T08:06:53Z
dc.date.issued2016-11-23
dc.identifier.urihttp://hdl.handle.net/10234/164758
dc.descriptionTreball Final de Grau en Gestió i Administració Pública. Codi: GA1242. Curs: 2015/2016ca_CA
dc.description.abstractEl objetivo de este trabajo es dar a conocer las causas que han provocado la situación de subdesarrollo. Existen dos índices que miden la pobreza. El índice de pobreza general, es el porcentaje de población cuyos ingresos no son suficientes para cubrir las necesidades básicas, establecido desde 2012 en 3,10$ al día PPA. 1 Y el índice de pobreza extrema, es el porcentaje de población cuyos ingresos no son suficientes para cubrir el coste (en términos locales) de los alimentos necesarios para su subsistencia, establecido en 1,90$ al día PPA. 2 Para analizar cuales son las causas del subdesarrollo, analizaremos la situación de los países desde diferentes puntos de vista. Existen dos corrientes teóricas que tratan de explicar el subdesarrollo. Por una parte, la teoría coyuntural de pensamiento neoliberal que argumenta la existencia del subdesarrollo como parte del desarrollo. Los autores que defienden esta teoría asumen que para que se produzca un desarrollo antes ha de haber una situación de subdesarrollo. Así, los países desarrollados lo son tras haber pasado un proceso de revolución industrial, trasformando su economía de un sector exclusivamente primario a un gran desarrollo industrial que permite nuevas formas de crecimiento económico. Por lo que entienden que el desarrollo se ha de dar potenciando otros sectores productivos diferentes del agrícola. Por otra parte, se trata de explicar el subdesarrollo desde la teoría estructural que no considera que haya de existir una situación de subdesarrollo como tal para alcanzar el desarrollo, sino que el subdesarrollo es una consecuencia de los procesos de colonización y descolonización que crearon una dependencia de las colonias respecto de las metrópolis hacia las que estaban enfocados sus sectores productivos. De esta forma los colonos aprovechaban su situación frente a los colonizados para aumentar su propio beneficio. El concepto de desarrollo ha ido evolucionando en los últimos años. En un principio, el término desarrollo se empleaba para dirigirse a los países industrializados y con un buen nivel económico. Con el paso del tiempo (a partir de los años 60), este concepto ha pasado de referirse únicamente del desarrollo económico, al desarrollo humano, que tiene como objetivo no solo el desarrollo económico, sino ofrecer a la población una educación y sanidad universales. K. Sen da un paso más en el concepto del desarrollo, “no puede considerarse que hay éxito económico sin tener en cuenta la vida de los individuos que conforman la comunidad. Por lo que considera que el desarrollo es un proceso de expansión de las capacidades de que disfrutan los individuos.”3 Entiende el desarrollo como la libertad de cada persona para desarrollar una vida digna, sumando a todo lo anterior la libertad económica y política. Es en 1990 cuando tras el trabajo de investigación de Mahbub ul Haq se crea el Índice de Desarrollo Humano (IDH), un indicador sintético de los logros medios obtenidos en las dimensiones fundamentales del desarrollo humano, a saber, tener una vida larga y saludable, adquirir conocimientos y disfrutar de un nivel de vida digno. El IDH es la media geométrica de los índices normalizados de cada una de las tres dimensiones.4 Como es obvio, para mejorar el bienestar de una sociedad, el primer paso es el establecimiento de una economía creciente y sostenible. Pues sin ella no será posible llevar a cabo políticas sociales publicas y universales, tanto educativas como sanitarias, para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.5 Por ello el trabajo se centra en mayor medida en las causas económicas que impiden el desarrollo de muchos países. Son muchos los términos que a lo largo del siglo XX se han empleado para dirigirse a los países más pobres; países subdesarrollados, países emergentes, países del sur, países de la periferia, etc. Al final todos ellos van a describir países en los cuales la pobreza está muy extendida entre la población, y parte de esta no tiene acceso a los bienes y servicios necesarios para cubrir sus necesidades básicas. A lo largo de este trabajo nos referiremos a ellos como países en desarrollo, o subdesarrollados. Las consecuencias que se derivan de esta situación de subdesarrollo suponen entre la forma los colonos aprovechaban su situación frente a los colonizados para aumentar su propio beneficio. El concepto de desarrollo ha ido evolucionando en los últimos años. En un principio, el término desarrollo se empleaba para dirigirse a los países industrializados y con un buen nivel económico. Con el paso del tiempo (a partir de los años 60), este concepto ha pasado de referirse únicamente del desarrollo económico, al desarrollo humano, que tiene como objetivo no solo el desarrollo económico, sino ofrecer a la población una educación y sanidad universales. K. Sen da un paso más en el concepto del desarrollo, “no puede considerarse que hay éxito económico sin tener en cuenta la vida de los individuos que conforman la comunidad. Por lo que considera que el desarrollo es un proceso de expansión de las capacidades de que disfrutan los individuos.”3 Entiende el desarrollo como la libertad de cada persona para desarrollar una vida digna, sumando a todo lo anterior la libertad económica y política. Es en 1990 cuando tras el trabajo de investigación de Mahbub ul Haq se crea el Índice de Desarrollo Humano (IDH), un indicador sintético de los logros medios obtenidos en las dimensiones fundamentales del desarrollo humano, a saber, tener una vida larga y saludable, adquirir conocimientos y disfrutar de un nivel de vida digno. El IDH es la media geométrica de los índices normalizados de cada una de las tres dimensiones.4 Como es obvio, para mejorar el bienestar de una sociedad, el primer paso es el establecimiento de una economía creciente y sostenible. Pues sin ella no será posible llevar a cabo políticas sociales publicas y universales, tanto educativas como sanitarias, para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.5 Por ello el trabajo se centra en mayor medida en las causas económicas que impiden el desarrollo de muchos países. Son muchos los términos que a lo largo del siglo XX se han empleado para dirigirse a los países más pobres; países subdesarrollados, países emergentes, países del sur, países de la periferia, etc. Al final todos ellos van a describir países en los cuales la pobreza está muy extendida entre la población, y parte de esta no tiene acceso a los bienes y servicios necesarios para cubrir sus necesidades básicas. A lo largo de este trabajo nos referiremos a ellos como países en desarrollo, o subdesarrollados. Las consecuencias que se derivan de esta situación de subdesarrollo suponen entre la población del país carencias sanitarias, alimentarias e inseguridad ciudadana, un problema mundial al que durante mucho tiempo se ha hecho oídos sordos desde los países más desarrollados, incluso les ha llevado en demasiadas ocasiones a aprovecharse de dicha situación.ca_CA
dc.format.mimetypeapplication/pdfca_CA
dc.language.isospaca_CA
dc.publisherUniversitat Jaume Ica_CA
dc.subjectBachelor's Degree in Public Management and Administrationca_CA
dc.subjectGrau en Gestió i Administració Públicca_CA
dc.subjectGrado en Gestión y Administración Públicaca_CA
dc.subjectSubdesarrollo económicoca_CA
dc.subjectPobrezaca_CA
dc.titleCausas del subdesarrolloca_CA
dc.typeinfo:eu-repo/semantics/bachelorThesisca_CA
dc.educationLevelEstudios de Gradoca_CA
dc.rights.accessRightsinfo:eu-repo/semantics/restrictedAccessca_CA


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record